Son los últimos días de la temporada de Esquí Montaña. Tan pronto hace calor como que baja la temperatura y nos brinda otra oportunidad de salir con los esquís y disfrutar de un día como el del martes pasado en el Valgran. El que el frío que hizo mantuvo en excelentes condiciones la nieve caída el fin de semana.

No obstante, la cota de nieve está ya bastante alta y hay que portear una buena hora de media para llegar a calzar los esquís.

Para el fin de semana que viene es difícil hacer previsiones, con estas variaciones térmicas que tenemos. Lo cierto es que todos estamos sacando y metiendo los esquís en el armario sin saber cuando dejarlos allí hasta la próxima temporada.

Tenemos abundante nieve todavía en altitud en toda La Cordillera y sobre todo en los Picos de Europa. La cota más baja llega a los 1650 más o menos en vertientes norte y 1800 en las meridionales. Las altas temperaturas y la escasa fuerza de las heladas nocturnas no favorece a que podamos disfrutar de buenas nieves primaveras, pero para el fin de semana dan nieve nuevamente y temperaturas que comienzan a normalizarse, con lo que es de esperar una prolongación de la temporada de esquí montaña, tan inusual como deseada.

La temporada de esquí montaña se prolonga este año. Un gran espesor de nieve se acumula en altitud en toda La Cordillera y especialmente en Los Picos de Europa.

Para este fin de semana hay que contar conque las altas temperaturas obligan madrugar para estar en el inicio de los descensos lo antes posible (12:30 como máximo), ya que la débil costra que se puede formar por la noche se convertirá muy rápidamente en nieve muy húmeda y profunda, aún en caras norte. Como nevó muy recientemente, la capa está muy poco compactada. El martes, en la cara norte del Samelar encontramos la nieve ya muy profunda a eso de las 14:00 h.

Es momento de esquiar las caras N y NO, aquellas laderas que en invierno están heladas y resultan comprometidas para esquiar. Pero hay que prestar mucha atención a la inclinación de la pendiente y la incidencia del Sol en ciertas zonas, ya que el riesgo de avalanchas es alto. Muchas cornisas están cayendo y provocando avalanchas de nieve húmeda y pesada de placa y también, y muy especialmente de fondo, sobre todo donde el suelo es de hierba.

La cota de nieve está aún bastante baja para la época. El martes, después de remontar a las Cdas de Mancondiú, bajamos toda la Canal de Jazuca hasta la Vega del Tronco (1200 m), aunque la nieve a ese nivel era ya muy escasa y desapareciendo por momentos. En las caras sur la cota esta ya mucho más alta, lo que obliga a largos porteos.

Este fin de semana que viene puede ser interesante para la escalada en hielo en La Cordillera, el mejor posiblemente en lo que llevamos de invierno, salvo algunos días al comienzo del mismo.

Me es difícil hablar de sitios en concreto donde encontrar buenas condiciones (no se han publicado apenas actividades recientes), pero por mi conocimiento de la Cordillera Cantábrica podría decir que estarán interesantes para hacer muchos corredores en caras N, NE y también alguna NO. El problema es que la nieve acumulada hará difícil e incluso poco seguras algunas zonas y sobre todo las aproximaciones.

Se presenta un gran fin de semana para el Esquí de Montaña en La Cordillera. Pero habrá que poner atención en algunos aspectos: A nevado estos días de atrás con bastante viento sobre nieve vieja congelada, y el frío continuará siendo el protagonista con cielos nocturnos bien despejados. La consecuencia será que tendremos bastante hielo en casi todas las vertientes en la mañana y todo el tiempo en caras norte. Habrá que planificar bien las excursiones para hacer los descensos cuando la capa de hielo superficial se haya convertido en nieve primavera, algo que puede que sólo ocurra en las laderas orientales bien inclinadas entre las 12:00 y las 14:00 y en laderas también bastante pendientes orientadas al sur a partir de la 14:00 o las 15:00. De cualquier forma es una situación compleja, ya que la nieve costra puede aguantar gran parte del día, más el sábado que el domingo, día en que se prevé una pequeña subida de temperaturas. Naturalmente habrá que usar las cuchillas e incluso los crampones en los ascensos.

La cantidad de nieve caída ha sido escasa, por lo que no debería ser acusado el riesgo de avalanchas. Esta nieve ha sido arrastrada por el viento, por lo que habrá dejado al descubierto la capa de nieve congelada mencionada en el párrafo anterior, pero puede que se haya acumulado en ciertas partes, lo que podría resultar en pequeñas placas de nieve compactada poco cohesionada con la capa inferior (a ver si Mediavilla nos publica algún perfil de los que hace en Picos). El domingo será el día más seguro tanto en uno como en otro aspecto del problema

Nuevamente llueve en La Cordillera. La AEMET y otras páginas Web de meteorología pronostican esta situación para dos o tres días, lo cual no viene mal para que se compacte la gran capa de nieve caída en tan poco tiempo y haga una buena base para las posteriores nevadas que parece que se anuncian para la próxima semana.

La situación atmosférica debe estar complicada, porque no se ponen de acuerdo respecto a lo que vamos a tener. Unos dan un tiempo aceptable para el domingo 18 y otros lo dan malo. En todo caso hay que ser prudentes con el tema de las avalanchas, riesgo que persistirá durante estos días de altas temperaturas.

Lo interesante es que tenemos nieve, por fin, en toda La Cordillera y que la temporada puede prolongarse hasta la primavera, como ya viene siendo habitual en los último años.

La Cordillera ha recibido en esta pasada semana una importante capa de nieve en condiciones climáticas muy adversas: Fuertes vientos, cambios bruscos de temperatura etc, lo que ha llevado a tener días de nieve en polvo seguidos de nieves "papa", costras y todas las malas nieves que se pueda uno imaginar aderezadas con un tiempo infernal.

Las previsiones no son nada aragüeñas para los próximos días: Nieve con fuerte viento, temperaturas abajo y arriba sin tregua. Va a ser difícil que se repita lo del jueves pasado y además habrá que estar atentos al posible riesgo de avalanchas. La buena noticia es que esta situación va ha compactar y consolidar la capa de nieve que por fin tenemos, lo que pude hacer que la temporada se prolongue.

En realidad esto es lo que viene siendo ya habitual en los últimos años: retraso del invierno y en general de las estaciones.

Por fin nos llega algo de nieve. Estos días está nevando y fuerte en toda La Cordillera. Lo malo es que lo está haciendo con fuerte viento, lo que supone un potencial riesgo de avalanchas que puede prologar al menos mientras se mantengan las bajas temperaturas. Hay que estar atentos a los partes metereológicos y los consejos que nuestro compañero Alberto Mediavilla publica periódicamente.

Pero eso sí. por fin podemos dar por inaugurada la temporada de Skimo.

La última nieve caída en estos dos últimos días ha mejorado notablemente las condiciones en La Cordillera Para el esquí de montaña. El mano nivoso ha adquirido algo de espesor, más importante cuanto más al Este, donde las precipitaciones han sido algo más abundantes. Ayer en el área San Isidro la nieve en polvo, tan poco habitual en nuestra cordillera, nos regaló un día de esquí fuera de las pistas excepcional. Parece que muy poco a poco las condiciones van mejorando.

Condiciones poco atractivas para el esquí de montaña en La Cordillera. Incomprensiblemente, los frentes que han barrido La cornisa cantábrica estos últimos días, siguen dejado poca nieve en las cumbres. Además el viento a dejado un manto nivoso muy poco homogéneo. Nieve costra por efecto del viento en altura y costra por congelación a baja altitud. En fin, un panorama poco alentador para este fin de semana, que además viene con mal tiempo. Esperemos que al menos deje algo más de nieve.

Paradójicamente, vemos como la nieve ha caído en abundancia en la provincias del centro de la Península mientras que en la Cordillera Cantábrica esta ola de frio y nieve apenas ha dejado una escasa capa de nieve venteada y bastante apelmazada en general. Hoy prácticamente sólo era posible esquiar en las pistas de las estaciones y foguéar entre matorrales.

Aunque la ligera capa de nieve caída últimamente y al alza de las temperaturas de estos días últimos días han estropeado algo las magníficas condiciones que había en Picos para escalar en hielo, todavía es posible disfrutar en las clásicas caras norte de las cumbres más altas de los tres macizos.

De vuelta a la escasez de nieve en toda La Cordillera Las elevadas temperaturas de los dos últimos días se han llevado gran parte de la capa ya escasa que veníamos intentando disfrutar. Ahora son necesarios largos porteos para hacer pequeñas palas. O más bien las cortas canales donde la nieve se había acumulado algo más. Se puede decir que estamos en la misma situación que el invierno pasado.

Continuamos con la escasez de nieve, lo mismo que el invierno pasado. Sólo hay algo de nieve en las pistas de las estaciones (Pajares, Fuentes de Invierno y San Isidro) para foguear en plan entrenamiento, aderezado con la persecución de los pisters si no has pagado el recién pase impuesto en Pajares: toda una aventura.

Aunque escasa la nieve todavía en toda La Cordillera, si que hay la suficiente, sobre todo en Los Picos para disfrutar de buenas escaladas en hielo. Las bajas temperaturas de los últimos días han dejado buenas condiciones en las caras norte y zonas poco afectadas por la radiación solar. En las Peñas Santas se están haciendo casi todas las clásicas.

Condiciones nada recomendables para la escalada en hielo en la mayoría de las paredes de La Cordillera. Nieve fresca sobre el escaso hielo que quedó después de la transformación de la semana pasada. Puede que se encuentre alguna clásica de Los Picos de Europa en condiciones aceptables, pero es difícil dar más datos sin informaciones previas

Condiciones poco atractivas para el esquí de montaña en estos momentos en toda la Cordillera. Hemos tenido de todo en los último días desde mi último parte: llovió, lo que fundió mucha de la poca nieve que había caído, volvió a nevar algo por encima y hoy estaba lloviendo por la mañana en Pajares. Consecuentemente no hay condiciones para el esquí fuera de las pistas, salvo que tengáis un par de esquí para el desguace.
Por otro lado, estos últimos cambios de temperatura a transformado varias veces ya la nieve, con lo que hay que contar ya con añadir al equipo las herramientas de hielo, ya que pueden hacerse útiles en algunas vertientes en altitud.

Ya tenemos nieve en La Cordillera y Picos, pero la capa es escasa y mal repartida y como aún no se ha producido transformación alguna, las condiciones para la escalada en hielo no existen por momento. Habrá que esperar a que se cumplan las previsiones de la AEMET para que vengan esas deseadas condiciones.

Las nevadas de estos días pasados han dejado en La Cordillera, y sobre todo en Picos de Europa, una bonita capa del deseado blanco elemento. No es para volverse loco de alegría, pero ya podemos dar por inaugurada la temporada de esquí montaña. La capa es escasa, irregularmente repartida y la cota bastante alta, pero no es un mal comienzo para los que tenemos en estos últimos tiempos.

Lo poco que podemos hacer hay que buscarlo en las orientaciones SE, que es donde el viento a depositado más nieve. La calidad de la nieve estos días no es mala. Como las temperaturas son relativamente bajas, la nieve se está manteniendo bastante seca, en zonas sombreadas incluso todavía quedaba ayer nieve en polvo.

No hacen falta los crampones ni el piolet porque todavía no ha habido transformación, salvo en algunas crestas donde el efecto del sol y el viento a creado ya algo de hielo. Sin embargo, la previsión para estos días es de alza de las temperaturas con algo de lluvia, lo que va a provocar la transformación rápida de la nieve. Esto no es malo, ya que si no se prolonga mucho en el tiempo ayudará a consolidar la capa que ahora tenemos. Luego dicen que volverá el frío y la nieve, lo cual será muy bueno, pero ya habrá que incluir en el equipo las herramientas antes citadas. Esperemos que así sea y tengamos una buena temporada.