La nieve caída hace ya un par de semanas, ha desaparecido casi completamente y las altas temperaturas y el viento están limitando ya las posibilidades de prologar algo más la temporada de esquí montaña en La Cordillera.
Sólo en algunas zonas de Picos de Europa se puede estirar algo más la temporada: Vertiente norte de Andara, con un buen porteo y, como siempre, Algunas de las cumbres del sector de Fuente Dé, aprovechando el Teleférico para ganar una cota más alta sin demasiado porteo. La calidad de la nieve dependerá de como evolucione la meteorología, con algunos centímetros de nieve movilizada por el viento en estos primeros días, que no pondrán las cosas fáciles para el fin de semana que es cuando la previsión es de mejoría.

Nuevas y generosas nevadas están cayendo casi inesperadamente ya a estas alturas de la temporada invernal, lo que ha dado con el fin de una buena etapa de escalada en hielo que, aunque con restricciones, hemos podido disfrutar tan prolongadamente. Habrá que esperar ahora toda esta nieve se asiente para volver a plantearse la ascensión a las cumbres por las vertientes más inclinadas y verticales.

Por fin y casi inesperadamente, a llegado de nuevo el invierno. Una buena capa de nieve a caído en distintos puntos de La Cordillera y ayer en San Isidro pudimos disfrutar de la tan deseada nieve en polvo en los Fuera-Pista de las vertientes norte de la estación. Eso si, con demasiada afluencia de reprimidos esquiadores. Parece que las cosas pueden continuar así. Se preven más nevadas y las temperaturas se mantendrán bajas, con lo que es posible que tengamos un rejuvecimiento de la temporada de esquí de montaña, cuando ya la estábamos dando casi por acabada.

Dada elevado gradiente térmico entre el día y la noche de estos últimos días se han llegado a engordado algo algunas cascadas de hielo y han mejorado sensiblemente las condiciones en algunos itinerarios clásicos en caras norte de Los Picos de Europa especialmente.

Las escasas y leves nevadas que se registran de vez en cuando en La Cordillera, no resuelven, e incluso empeoran a veces, la situación. La perdida de espesor de nieve poco a poco van acortando las posibilidades de seguir alargando la temporada de esquí-montaña. Ya es necesario, en muchos de los pocos itinerarios que se pueden hacer, el atravesar largos tramos de Esqui-Matorral".
Sigue helando normalmente por las noches, por lo que en las vertientes septentrionales la nieve sigue estando por lo general muy dura y helada con lo que no es muy prudente esquiar en ellas, lo que por otro lado favorece el que la nieve en vertientes soleadas tengamos nieve primavera de buena calidad en general gestionando bien los horarios y las orientaciones, pero con desniveles que difícilmente superan los 400 m.

Buenas condiciones de nieve primavera en estos últimos días de este eterno anticiclón que estamos disfrutando/padeciendo. La cota de nieve va subiendo poco a poco con la reciente subida de temperaturas, aunque las heladas nocturnas siguen haciendo su trabajo. No obstante, son ya pocas las zonas de la Cordillera que dan opciones en vertientes meridionales. Cuando cedan un poco las heladas nocturnas podremos empezar a aprovechar la nieve en las caras norte, con una cota más baja, pero muy escasa, o prácticamente inexistente, en la proximidad a las cumbres y crestas, debido al fuerte barrido que este invierno a acompañado a las escasas nevadas.

La previsión es de algo de nieve en los próximos días, lo que no mejorará sustancialmente la situación, ya que haría falta un buen temporal, cosa poco probable a estas alturas de la temporada.

El persistente anticiclón, acompañado de temperaturas bastante bajas, ha dejado una manto nivoso, previamente muy transformado, duro y muy helado en general. Hoy está nevando ligeramente, lo que ayudará a mejorar algo la situación. Pero no hay que olvidar que debajo está todavía la nieve húmeda helada, lo que hace prácticamente imprescindibles las cuchillas, cuando no los crampones en los ascensos. Las vertientes O, NO y N están muy duras y escasas de nieve por causa del fuerte viento que esta temporada a acompañado casi siempre a las nevadas. Y en las vertientes más aptas para es esquí S y SE la nieve ya escasea mucho en las cotas bajas.

Habrá que tener algo de cuidado con esta pequeña capa de nieve que cae ahora en las vertientes fuertes, ya que más que mejorar la situación puede enmascarar el hielo que tenemos debajo.

El persistente anticiclón acompañado de bajas temperaturas ha puesto muy bien las cosas para la escalada en hielo en estos últimos días. Lástima que la nieve caída en La Cordillera ha sido muy irregular y escasa en algunas zonas, como por ejemplo en el macizo de Las Ubiñas. Allí, estos días se podía gozar de un buen hielo en los corredores, pero los resaltes están pelados y no se han formado las deseadas cascadas. Es necesario escalar en roca delicados pasajes en casi todas las vías y algunas no se pueden hacer. Algo mejor están las cosas en los Picos de Europa, donde las nevadas han sido algo mas generosas.

Estamos sufriendo un inicio de año nuevo extraño en cuanto a la metereología. Después de la última caída de nieve, de hace una semana, volvió la lluvia y de nuevo la capa de nieve se vio mermada significativamente. Pero no sólo eso, sino que además sobrevino una situación anticiclónica muy persistente, con temperaturas muy bajas, con lo que la nieve, ya muy húmeda, se heló presentando una capa no demasiado apta para el esquí.

Es posible que esta situación mejore en los próximos días si se cumplen las previsiones anunciadas por los servicios metereologicos, con una ligera subida de temperaturas.

La última nevada de esta semana pasada ha mejorado el aspecto del manto nivoso En La Cordillera, tan transformado ya y que veíamos como poco a poco se marchaba, con una cota de nieve que no dejaba de subir. En estos últimos tiempos, La nieve cae acompañada casi siempre de fuertes vientos, con lo cual tenemos normalmente un manto muy poco homogéneo.

Este fin de semana las condiciones son muy cambiantes, Ayer , sábado, teníamos nieve en polvo venteada en las zonas a sotavento y placas de rehielo semienterradas en las zonas a barlovento, mientras que hoy, con la entrada del anunciado frente cálido, las condiciones han cambiado radicalmente y la calidad de la nieve ya no es la misma.

Es difícil prever como evolucionará la meteorología. Si persistieran las altas temperaturas y las posible lluvia en altura, podrían repetirse las condiciones primaverales que hemos pasado los días anteriores a la última nevada. Vamos que esto es un sin vivir.

Acabamos de tener estos últimos días unas condiciones relativamente aceptables para la escalada en hielo de dificultad, gracias a esta pequeña ola de frío. Sin embargo, estas condiciones no parece que vayan a durar, ya que hoy mismo ha entrado un frente cálido con temperaturas bastante elevadas y esta situación vuelve a ser persistente cambiaran otra vez las condiciones.

Las ascensiones en corredores, con resaltes poco importantes, se están haciendo sin problemas.

Después de las bonitas nevadas de las semanas pasadas y el intenso anticiclón de la última de ellas, La Cordillera ha empezado a ofrecer buenas condiciones para las actividades invernales. La alternancia de nevadas y lluvias, ha compactado el manto nivoso y los corredores orientados al norte ofrecen ya la posibilidad de ascensiones con buena nieve dura y segura. No se han llegado a formar aún cascadas en los resaltes y tan sólo una delgada capa de verglás recubre las rutas clásicas de dificultad. Para esto último habrá que esperar un poco más a que el efecto deshielo/rehielo haga su trabajo.

Con algo de retraso, os informo de como andan las cosas en La Cordillera Cantábrica para hacer esquí de montaña.
Estas nevadas tempranas que parece que se están haciendo habituales en esta latitudes han dejado una buena capa de nieve, como siempre, muy irregularmente repartida a causa del viento que las acompañan. La combinación de nieve y agua que ha estado cayendo y el intenso frío nocturno propio de esta época, hace que tengamos ahora una capa bastante dura de nieve que a primeras horas de la mañana exige el uso de cuchillas, cuando no de crampones para progresar. En las vertientes septentrionales se mantienen estas condiciones, por lo que no es recomendable hacer los descensos en esas orientaciones.
Es interesante hacer los primeros descensos por caras E y SE e ir pasando después a laderas S y SO.
Dado que llevamos ya una semana de anticiclón, también se ha perdido bastante espesor de nieve ya en las cotas más bajas, con lo que hay que hacer algo de porteo en los puntos de partida que se sitúan por debajo de los 1500 m.
Esperemos que no venga el tan temido viento sur, que suele aguarnos la fiesta.
Salud y buenas esquiadas, compañeros.